Blog dr marquez

Nuestro Blog

 
Text Size

¿Por qué te pareces a tu pareja?

por que te pareces a tu pareja

Contrariamente a lo que se dice de: “Los opuestos se atraen” te has de haber percatado que las parejas desarrollan una tendencia a parecerse físicamente más que ser opuestos. Las personas parecen ser inicialmente atraídas por parejas de aspecto similar al suyo, pero también parece que empezamos a parecernos más a nuestra pareja a medida que envejecemos y sorprendentemente, los psicólogos han encontrado apoyo para estas dos explicaciones.

La similitud en la apariencia es un factor importante en la atracción inicial, y esto es en parte, la razón por la cual la pareja a menudo se asemejan el uno al otro desde el principio. Lo que parece impulsar esta atracción es una predisposición para seleccionar parejas cuyos genes se parecen a los nuestros. Como evidencia de esto, la investigación ha encontrado que las parejas de gemelos idénticos son similares entre sí, tanto física como psicológicamente, por lo tanto, cuántos más genes tienen en común dos personas más probable es que busquen características similares en sus parejas. Como prueba adicional de este fenómeno, considere un estudio en el que participantes heterosexuales calificaron el atractivo de un conjunto de caras. Incorporado en esta serie de imágenes había una imagen de su propio rostro que había sido digitalmente transformada en el otro sexo. A pesar de no reconocer la cara como propia, los participantes calificaron ésta como la más atractivo de todas. Estos y muchos otros estudios nos dicen que “los iguales se atraen”.

Sin embargo, lo que es aún más fascinante es que esta similitud entre los miembros de las parejas románticas sólo crece con el tiempo. Por ejemplo, en un estudio clásico de Bob Zajonc y sus colegas, se les pidió a estudiantes universitarios que evaluaran fotografías de parejas recién casadas y de las mismas parejas después de 25 años de matrimonio; los participantes vieron imágenes de dos caras a la vez y se les preguntó para evaluar la similitud entre de cada pareja y lo probable que era que se casasen. A veces la pareja que se presentaba era un matrimonio real, otras veces eran sólo dos personas de la misma edad al azar.

Los resultados indicaron que la similitud facial percibida efectivamente aumenta con el tiempo.Los participantes calificaron los rostros de las parejas casadas durante más tiempo como más similares que las de los recién casados y las parejas al azar. Además, para las parejas jóvenes, los participantes no podían distinguir entre los recién casados y las parejas al azar en términos de si se casaron en realidad, sin embargo, entre las parejas mayores, los participantes fueron mejores en la detección de que parejas se casaron y cuáles no.

Un resultado interesante es que los otros rostros que fueron juzgados como más similares el uno al otro pertenecían a las parejas que reportaron ser los más felices.

Nuestra hipótesis es que las parejas frecuentemente simpatizan el uno con el otro y comparten sus estados emocionales, lo que significa que también comparten las mismas expresiones faciales, que pueden ser la verdadera clave de la similitud física incrementada. Es decir, moviendo sus músculos faciales de la misma manera con el tiempo, las parejas sentimentales puede llegar a tener el mismo patrón de arrugas alrededor de la boca y los ojos, entre otras cosas.

Cirugía Corporal
Cirugía de Mano
Cirugía Facial
Cirugía Reconstructiva
Cuidado de la Piel
Rejuvenecimiento Facial